martes, 15 de enero de 2013

Estrategia del Tesoro para 2013

El sector público español afronta necesidades de financiación en 2013 muy exigentes (250.000 millones de euros; 23,5% del PIB) en un clima inicial  más favorable de los inversores debido a los avances estructurales en la Zona Euro y la mejora en algunos fundamentos de la economía españoal (saldo comercial positivo y menor saldo negativo de las cuentas públicas).
La posición española, sin embargo, no deja de ser fragil. No sólo porque no hay expectativas de crecimiento a corto plazo sino porque el sistema finacniero todavía necesitarán como mínimo un año para comenzar a normalizar el crédito y la continuidad del proceso de saneamiento fiscal es muy complicada con las medidas conocidas (y el estado de ánimo de los afectados).
La estrategia del Tesoro Español en 2013 se ajusta a las posibilidades abiertas por la relativa cobertura concedida por el Banco Central de Europeo hasta 3 años (OMT), aunque conlleve una posible acumulación de vencimientos en un periodo demasiado corto de tiempo. No tiene otras opciones, entre otras cuestiones, porque sufre el efecto del tardió reconocmiento de la crisis que provocó errores graves en política fiscal y acumuló demasiados vencimientos a corto de la deuda emitida.
La abundancia en la emisión de deuda en casi todos los países avanzados es un factor que no favorece a España (y del que se desconoce posibles efectos colaterales a medio plazo), pero la variable determinante será la confianza de los inversores extranjeros en nuestras posibilidades, que aumentarían mucho en caso de encontrar un consenso entre las principales organizaciones políticas y sociales del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario